MOMIFICACIONES

squared heads in crescendo

Archive for the ‘american beauty’ Category

AMERICAN BEAUTY #20

leave a comment »

Xmas Tree In A Living Room In Levittown, Long Island, 1963.

Xmas Tree In A Living Room In Levittown, Long Island, 1963.

 

every lake has a house

& every house has a stove

& every stove has a pot

& every pot has a lid

& every lid has a handle

& every handle has a stem

& every stem has an edge

& every edge has a lining

& every lining has a margin

& every margin has a slit

& every slit has a slope

& every slope has a sum

& every sum has a factor

& every factor has a face

& every face has a thought

& every thought has a trap

& every trap has a door

& every door has a frame

& every frame has a roof

& every roof has a house

& every house has a lake

 

Every lake… é un poema de Charles Bernstein ( New York, 1950) contido en Girly man (The University of Chicago Press, 2006).

A foto é de Diane Arbus (New York, 1923 – 1971)

Advertisements

Written by Javier

Decembro 22, 2012 at 3:56 pm

AMERICAN BEAUTY #17

leave a comment »

Double standard, Dennis Hopper, 1961

Amais dun gran actor e director de cine, Dennis Hopper (Dodge City, 1936 – Venice, 2010) foi tamén un extraordinario fotógrafo. A precisa ollada do artista pódese admirar en Dennis Hopper: Photographs 1961-1967, un exclusivo libro editado por Taschen no 2009.

Written by Javier

Novembro 26, 2011 at 3:31 pm

Publicado en american beauty

AMERICAN BEAUTY #16

leave a comment »

Big Hands, by John Currin.

John Currin (Boulder, Colorado, 1962). Polémico y provocador. Como un artista del Renacimiento pintando para Playboy. Aquí, una muestra de su obra.

Written by Javier

Novembro 12, 2011 at 10:53 am

Publicado en american beauty

AMERICAN BEAUTY #15

leave a comment »

The real Sitka, Alaska, 2006.

Imaginemos que no se hubiese creado el estado de Israel al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Supongamos que los judíos hubiesen sido confinados en un apartado rincón del mundo situado en el extremo occidental del golfo de Alaska, donde el gélido Océano Pacífico desmenuza la tierra en cientos de islas. Imaginemos que las autoridades hubiesen decidido la entrega de estos territorios a los judíos en régimen de concesión durante 60 años. Y supongamos, por último, que faltan unos meses para que finalice dicha concesión y que, si no hay revocación, los judíos pueden verse abocados a una nueva diáspora.

Meyer Landsman es un detective que trabaja en Sitka, la capital de los territorios judíos de Alaska, una metrópoli de varios millones de habitantes con todos los defectos y problemas de cualquier gran ciudad de principios del siglo XXI. Meyer, que se ha separado hace poco y tiene ciertos problemas con el alcohol, recibe el encargo de un nuevo caso. Ha aparecido un cadáver y nuestro detective tiene más bien pocas ganas de ponerse a trabajar. ¿A quién le importa el muerto si dentro de pocos meses es probable que todos tengan que hacer las maletas? Meyer podría tomarse el trabajo con mucha calma, pero el muerto resulta ser Mendel, hijo del rabino de la secta más importante e influyente del judaísmo en Alaska, los poderosos verbover o, en palabras de Meyer, los sombreros negros. Mendel fue importante durante su juventud, escogido como “el más justo de su generación” e incluso se le atribuyen algunos milagros. Ahora, muerto por sobredosis, es el trabajo de Meyer Landsman. Por si fuera poco, le asignan como jefe del caso a su ex mujer Bina.

Este es el contexto y el punto de partida de El sindicato de policía yiddish (Mondadori, 2008 y Debolsillo, 2010), una novela de Michael Chabon (Washington, 1963) cuya trama arranca como una clásica historia de detectives, se acelera y se complica según va avanzando. A destacar la gran traducción de Javier Calvo, salpicada de vocablos yiddish que el lector maneja muy pronto con soltura y que facilita la inmersión en los usos y costumbres de la distópica y fascinante Sitka.

Sitka es en realidad una pequeña población costera de apenas 9000 habitantes. La foto está tomada del flickr de SitkaFestival.

Written by Javier

Agosto 26, 2011 at 4:22 pm

Publicado en american beauty, libros

AMERICAN BEAUTY #13

leave a comment »

Car and Elevator, de Tony Worobiec

Knockemstiff es poco más que un agujero perdido en el medio de Ohio, hoy prácticamente abandonado, que alguna vez fue algo parecido a un pueblo. Donald Ray Pollock nació en 1954 en ese sumidero llamado Knockemstiff. Dejó muy pronto el instituto para ponerse a trabajar, pasando 32 años en una fábrica de papel. Hace un par de años publica una bestial colección de cuentos a la que pone como título el nombre de su pueblo natal, plagado de desgraciados atrapados en un universo demencial. En castellano lo edita en 2011 la pequeña gran editorial barcelonesa Libros del Silencio.

Knockemstiff es el libro más brutal, violento y doloroso que he leído nunca, pero también posee una extraña belleza, está muy bien escrito y tiene un negrísimo sentido del humor. Todo ello lo hace absolutamente adictivo. Y es el ejemplo perfecto de que, en pleno corazón del Primer Mundo, también existe el infierno. Por si alguien se había olvidado.

La foto es del grandísimo Tony Worobiec, de su serie Abandoned America.

Written by Javier

Agosto 9, 2011 at 1:47 pm

Publicado en american beauty, libros

AMERICAN BEAUTY #12

leave a comment »

Sasha Grey, thinking

Sasha Grey ( California, 1988 ).

Written by Javier

Xuño 14, 2011 at 5:40 pm

Publicado en american beauty

AMERICAN BEAUTY #11

leave a comment »

Siri Husvedt

[…]Aquél era uno de esos momentos en los que piensas en lo tenue que es la frontera entre lo interior y lo exterior, cuando no sientes la soledad porque no echas en falta a nadie, ya que los llevas a todos contigo.[…]

***

Siri Husvedt nació en Northfield, Minnesota en 1955.  En su novela Elegía para un americano ( The sorrows of an american en su versión original), editada por Anagrama en 2008, escribe sobre la soledad, la familia y las relaciones entre padres e hijos. También hay un poco de psicoanálisis aunque sin duda, su tema central es la memoria y el proceso de reconstrucción del pasado a través de la palabra. Como una herencia no deseada, secretos escondidos durante mucho tiempo pasan de generación en generación hasta que finalmente salen a la superficie y manifiestan sus efectos en el presente. Una gran novela.

Aquí, una larga entrevista con la autora.

También muy recomendables su libro de poemas Leer para tí en la edición bilingüe de Bartleby Editores en 2007 y su emocionante ensayo La mujer temblorosa o la historia de mis nervios, editada en el 2010 también por Anagrama.

La foto es de la gran retratista Marion Ettlinger.

Written by Javier

Maio 31, 2011 at 2:43 pm

Publicado en american beauty

%d bloggers like this: